lunes, 5 de diciembre de 2011

Pasta Vongole

 

Esta es una de mis pastas preferidas, es ligera, sencilla, y con una intensidad de sabores maravillosas... esta receta que les dejo es una receta base, para que luego si les apetece puedan ir haciendo pequeñas variaciones y así darle su ¡toque personal!.. al final la Cocina con el Alma se trata de eso... de crear nuestros platos... de darles nuestro sello personal... así que habrá quien le ponga un toque picante, o quien le de un toque dulce con un poco de albahaca, quien cambien los tomates normales por tomates cherrys, o quien simplemente la prepare así como está en la receta... sin embargo, sea como sea que sea con el Alma... allí la diferencia entre un plato de pasta y un ¡Plaaatooo de Paaaastaaaa!... ¡¡Espero la disfruten!!... y por supuesto ¡Bueno Provecho!

Pasta Vongole.

Ingredientes:

500gr de almejas
1 diente de ajo.
400gr de tomates frescos, pelados y sin semilla.
50gr Mantequilla.
1 taza de vino blanco.
20gr de perejil, finamente picado.
Aceite de oliva.
Sal y pimienta al gusto.

400gr de Linguini 

Elaboración: en una olla colocamos el agua a calentar para preparar la pasta. A parte vamos preparando la salsa.
Lavamos bien las almejas, en un sartén de fondo pesado colocamos un poco de aceite a calentar junto con un diente de ajo completo (sin picar ni pelar) y agregamos las almejas, movemos de vez en cuando. Ellas poco a poco se irán abriendo, una vez que todas o la mayoría estén abiertas las retiramos del fuego y las colamos, NO las lavamos para mantener el aceite. Aquellas almejas que no se hayan abierto al cocinarlas las descartamos. Las demás las separamos de su concha y las reservamos, podemos guardar algunas en su concha para decorar. 
Picamos finamente el ajo que empleamos antes, lo mismo hacemos con los tomates.
Utilizando el mismo sartén donde cocinamos las almejas, derretimos la mantequilla y un poco de aceite de oliva a fuego medio, salteamos el ajo, añadimos los tomates, las almejas, un poco del perejil y cocinamos por 3min removiendo bien. Agregamos el vino, la sal y la pimienta, cocinamos moviendo de cuando en cuando hasta que reduzca el vino y la salsa esté un poco espesa. 
Al momento de servir mezclamos la pasta con la salsa en el sartén donde la hemos cocinado, servimos y rociamos con un poco del perejil que nos ha sobrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada